Sábado 25 de Febrero de 2017

UNA PEONZA que gira y gira sin parar con la que evadirse de la realidad y adentrarse en un plano onírico donde todo es posible, como le sucedía a Leonardo DiCaprio en Origen, la surrealista película de Christopher Nolan. El trompo de titanio de la imagen es el nuevo juguete de moda en los despachos de los ejecutivos porque su continuo movimiento hipnotiza y ayuda a relajarse entre reunión y reunión. Un sofisticado objeto de diseño que “aporta elegancia al entorno de trabajo”, según Cristóbal Uribe, uno de sus inventores y fundador de ForeverSpin, la firma canadiense que fabrica el peculiar juguete. Elaborada con diferentes metales, como la plata, el cobre, el aluminio, el titanio o el acero de Damasco, esta peonza de lujo se presenta en 18 colores diferentes y su precio va de los 34 a los 195 dólares (entre 32 y 185 euros).