Miércoles 12 de Abril de 2017

ENCONTRAR EL ROJO de labios más favorecedor es como dar con los pantalones vaqueros perfectos: una misión titánica que, una vez cumplida, convierte a ese cosmético –o a esos jeans– en un producto imprescindible del que conviene hacer acopio ante el riesgo de que se descatalogue. Giorgio Armani quiso crear ese rouge universal. Se rechazaron 95 tonos hasta dar con el definitivo, que ­fue bautizado como Rojo 400. Intenso, profundo y vivo. El rojo –a secas– como lo llaman sus maquilladores se ha convertido en uno de los best sellers de la casa.

En la barra Rouge Ecstasy (en la imagen; 36 euros), este color se combina con un tratamiento protector y reparador. También está disponible en otros labiales como el Lip Maestro –una laca de labios mate– y el Lip Magnet –de larga duración–.

2115Invento3