Sábado 01 de Abril de 2017

EL ESTAMPADO Monogram de la marca Louis Vuitton es uno de los logotipos más conocidos del mundo. Compuesto por una L y una V superpuestas y dos flores de cuatro hojas, fue creado en 1896 por Georges Vuitton en homenaje a su padre, el fundador de la maison, fallecido cuatro años antes. En un principio, sirvió para diferenciar las cajas y baúles de viaje que producían. Después, empezaría a aparecer en bolsos, carteras y prendas de ropa. Ha sido reinterpretado por artistas como Murakami o diseñadores como Marc Jacobs y plagiado hasta la saciedad. Hoy sigue vigente a través de nuevas piezas, como este estuche (290 euros), que forma parte de una colección bautizada como Gifting (regalando) y que incluye desde ceniceros hasta yoyós.