martes 27 de junio de 2017

LA IMAGEN de Giovanna degli Albizzi Tornabuoni, de Domenico Ghirlandaio (1448-1494), forma parte de la colección permanente del Museo Thyssen-Bornemisza. Considerado como un ejemplo del retrato en el Quattrocento florentino, el busto de Giovanna ilustra ahora el plato que lleva su nombre y que ha sido reproducido en porcelana por el talentoso ilustrador y ceramista español Abraham Menéndez Peterssen, conocido como Abe the Ape, para la tienda (34,50 euros) de la pinacoteca madrileña. La mayor parte de las piezas que se exhiben en el establecimiento, lo mismo joyas que bandejas o gafas, reproducen detalles de algunos de los cuadros del museo. Se trata de una seña de identidad marcada por Ana Cela, directora de publicaciones y de la tienda librería, que ya cuenta con toda una red de jóvenes artesanos que realizan piezas exclusivas que se renuevan por temporadas. A los productos inspirados en la colección permanente se suman artículos que se realizan para cada una de las exposiciones temporales.