miércoles 05 de julio de 2017

LA PERSONALIZACIÓN es una de las tendencias clave del lujo actual. Gana cada vez más importancia en la sastrería, la cosmética e incluso la relojería, como demuestra el nuevo modelo Serpenti de Bulgari. El cliente puede elegir entre una caja de acero u oro rosa con o sin diamantes engastados, esferas lacadas en distintos tonos y pulseras ­intercambiables en dos materiales —becerro y karung (un tipo de serpiente de agua)— y disponibles en 10 colores. Más de 312 variaciones que pueden compararse a través de una app. Además, la firma ­joyera de Roma permite grabar el mensaje que se desee en el reverso de la caja. Porque la exclusividad ya no viene definida solamente por el precio y la calidad extraordinaria del objeto, sino por la capacidad de ser diseñado a medida por y para el consumidor.