2144 PLA Deco06

La chimenea de gas está flanqueada por lienzos de Tom Howse. Las butacas provienen del mercado de antigüedades de Golborne Road. La alfombra y el puf se han comprado en eBay. La mesa de centro es de Heal’s, y la lámpara con el globo, de Michael Anastassiades. / Mad Mogensen

Esta vivienda en un exclusivo distrito de Londres tiene forma de galería domesticada. Las paredes están cubiertas de obras que la propietaria, artista, ha intercambiado con otros pintores.

miércoles 01 de noviembre de 2017

UN LIENZO en blanco. Eso fue lo que la pintora dueña de esta vivienda le pidió a la interiorista sueca Annika Stödberg. Para lograr ese marco neutro, la arquitecta se deshizo de varios tabiques (como el que separaba la cocina de la escalera) buscando conseguir más luz natural. Con el mismo objetivo, eligió tablas de madera pintadas de blanco para el suelo, estanterías y muebles claros y un blanco roto para las paredes. Los 100 metros cuadrados de esta casa en el barrio londinense de Notting Hill están repartidos en dos plantas, pero se multiplican con los límites desdibujados de las estancias: la cocina junto al salón o el comedor que se expande hasta la terraza. El resultado es un espacio cálido, fresco y luminoso, decorado con obras de la propia artista, otras que proceden de intercambios con amigos y las que jóvenes pintores ponen a la venta durante la Exposición de Verano que organiza la Royal Academy. Es en esa muestra donde la propietaria amplía anualmente su colección. Abrir y aclarar, colgar y coleccionar. Bohemia sueca en el corazón de Londres.

Mad Mogensen

POR Anatxu Zabalbeascoa

La periodista e historiadora Anatxu Zabalbeascoa escribe sobre arquitectura y diseño en El País y en libros como ‘The New Spanish Architecture’, ‘Las casas del siglo’, ‘Minimalismos’ o ‘Vidas construidas, biografías de arquitectos’.