Domingo 09 de Julio de 2017

UN CRIADOR DE caballos, un yudoka y un maestro feng shui. Son los tres candidatos que se enfrentaron el pasado 26 de junio en las elecciones presidenciales de Mongolia. Por primera vez desde que el país abrazó la ­democracia en 1990, ningún aspirante obtuvo la mayoría necesaria para formar Gobierno. Lo que ha obligado a celebrar hoy una segunda vuelta. Los contendientes son Battulga Khaltmaa, campeón de artes marciales y líder del Partido Democrático, y Miyegombo Enkhbold, propietario de una explotación equina, representante del Partido Popular Mongol (MPP) y exalcalde de la capital, Ulán Bator, bajo cuyo mandato se dispararon las acusaciones de corrupción. En la imagen, dos mujeres con vestidos tradicionales acuden a votar en junio a un centro electoral de ­Erdene, el distrito en el que se encuentra la capital.