lunes 13 de noviembre de 2017

EL PRESIDENTE DE Estados Unidos, Donald Trump, sigue tratando de materializar un muro que cubra los más de 3.000 kilómetros de frontera con México. El pasado 26 de octubre se presentaron ocho prototipos, construidos por seis empresas, que fueron instalados al este del cruce fronterizo de Otay Mesa, en San Diego (California). Son de hormigón o acero, o de una mezcla de ambos, y tienen una altura máxima de nueve metros. Durante las próximas semanas se evaluará su resistencia antes de decidir sobre la eventual, y dudosa (entre otros problemas, el Congreso no ha aprobado por el momento los fondos), construcción final.