martes 07 de noviembre de 2017

UN PÉNDULO humano de 245 personas cuelga del puente de la Integración, en la localidad brasileña de Hortolândia, en el Estado de São Paulo. El grupo logra mantenerse unido a una altura de 30 metros por una cuerda de alpinismo capaz de soportar hasta tres toneladas. La acrobática hazaña tuvo lugar a finales de ­octubre. Bajo sus pies fluye el caudal del río Jacuba. Un escenario perfecto para practicar puenting colectivo y balancearse como si fueran títeres del viento. Tardaron en preparar el peligroso espec­táculo alrededor de 12 horas, pero la descarga de adrenalina mereció la pena. Los participantes superaron el récord mundial que consiguieron en 2016, cuando 149 saltadores se lanzaron desde el mismo sitio.