jueves 11 de agosto de 2016

INAUGURADO EN 1793, es el más visitado del mundo, 8,6 millones de personas en 2015. Dos millones más que las que van al Británico de Londres y al Metropolitano de Nueva York, segundo y tercero, respectivamente. El primer museo español, el Reina Sofía, ocupa el 12º lugar, con 3,1 millones, y El Prado, el 17º.

En París llueve uno de cada tres días de verano. Las inmensas colas de paraguas junto a la pirámide del museo son una constante. El tiempo de espera para acceder al recinto es de unos 30 minutos para quienes hayan comprado los billetes por Internet, y de casi tres horas para los menos previsores. Más de la mitad de los visitantes del Louvre, el 67%, son extranjeros y el 42% menores de 45 años. Todos ellos aguardan pacientemente para adentrarse en este espacio de arte que cuenta con 35.000 obras expuestas de un fondo total de 300.000.

POR Javier Martín

Licenciado por la Universidad de Navarra, trabaja en EL PAÍS desde noviembre de 1981, cuando ingresó en el área de Deportes. Formó parte del equipo fundacional del suplemento tecnológico Ciberp@ís y desde 2014 es el corresponsal del periódico en Lisboa.