Lunes 01 de Mayo de 2017

LA LLANURA de Carrizo, de unos mil kilómetros cuadrados, dibuja el pastizal natural más grande de California (EE UU). Está a 160 kilómetros al norte de Los Ángeles, pero todavía pueden verse cowboys que guían a las vacas en su procesión diaria por la pradera. La zona, catalogada como monumento nacional, cobija espectaculares formaciones rocosas como Painted Rock, con forma de herradura, y fenómenos tan bellos como esta superfloración, ocurrida hace solo unas semanas en un área montañosa conocida como Temblor Range. Cada primavera, las plantas que cubren las colinas crean un lienzo de verdes, morados, naranjas y amarillos que incluso el más avezado artista desearía para sus pinturas.