Viernes 18 de Agosto de 2017

EMPEZABA A TOMAR forma la Gran Vía en los años treinta. En sus costados habían aparecido ya dos de los edificios más emblemáticos de la avenida madrileña: los cines Callao y el Palacio de la Prensa. Todo ha cambiado a su alrededor, pero ellos permanecen inmutables en la plaza de Callao a pesar de los casi 90 años que han pasado entre ambas fotografías. Más tarde, a la Gran Vía le saldrían otras ilustres moles. Torre Madrid presume al fondo de sus 142 metros de altura. Completa la postal el edificio Capitol con el cartel de ­Schweppes. La arquitectura posa inmóvil para la foto, pero en el asfalto la cámara es incapaz de rehuir el incesante movimiento de coches y caminantes. Por la céntrica avenida pasan una media de 30.000 peatones y 55.000 ­vehículos al día.