Agosto, 2017 - Veta la Palma, Doñana - ©Miguel Morenatti

Miguel Morenatti

sábado 07 de octubre de 2017

EL INCENDIO más devastador registrado en España este año comenzó el 26 de junio en Doñana. Quemó 8.500 hectáreas, buena parte de ellas dentro del espacio natural protegido. Afortunadamente, las llamas quedaron a siete kilómetros del parque nacional, el núcleo de mayor valor ecológico y patrimonio de la humanidad. Tres meses después, mientras las autoridades planean la regeneración de las zonas destruidas, la vida sigue en ese ecosistema. En Veta la Palma, la finca privada más importante de Europa para la conservación de aves acuáticas, los flamencos amanecen sobre las tranquilas aguas de las lagunas naturales formando una composición perfecta.