A LA FUENTE de Santa María, situada en el Patio de los Naranjos de la Mezquita de Córdoba, acudían los vecinos a principios del siglo XX para llenar las barrigas de sus botijos vacíos. Cuando llegó el agua corriente a la ciudad dejaron de hacerlo. Ahora son los turistas quienes rodean su bordillo. 1,8 millones de visitantes, cifra de 2016 y récord en la historia del conjunto, que con sus móviles fotografían los rincones del monumento. A golpe de selfie, la Mezquita se ha convertido en un fenómeno online. Según el ranking de TripAdvisor, que tiene en cuenta el criterio de sus usuarios, la Mezquita de Córdoba es el mejor sitio de interés turístico de Europa y el tercero del mundo.