Documentos. FOTOENSAYO

Cámaras sobre ruedas

Gloria Crespo
1 min.
2135fotoensayo01

Serie New York City, 1976. / Langdon Clay

La fotografía y el automóvil, desde su invención en el siglo XIX, pavimentaron la marcha hacia la modernidad. Cambiaron nuestra sociedad, ensanchando nuestra mirada y horizonte. Una exposición en la Fundación Cartier de París establece la relación entre ambos y muestra su evolución.

lunes 28 de agosto de 2017

LOS COCHES SON cámaras con ruedas; a través de sus cristales el mundo se presta a ser explorado. Desde sus inicios, la fotografía y el automóvil han seguido caminos paralelos en su afán por delimitar el tiempo y el espacio. La cámara detiene el tiempo, documenta el momento y ofrece múltiples perspectivas; el coche acelera nuestro desplazamiento por el espacio. Pero así como fueron símbolos de progreso y libertad a lo largo del siglo XX, en la actualidad el coche también lo es de la alteración del paisaje y de la contaminación. De la misma forma, la fotografía se enfrenta a una sobreabundancia que banaliza su esencia. La exposición Autophoto, que se podrá ver en la Fundación Cartier de París hasta el 24 de septiembre, recopila 500 imágenes que ilustran cómo el automóvil no solo ha inspirado a fotógrafos, sino que también ha sido un medio para examinar el mundo. Las obras de Jacques-Henri Lartigue, Luciano Rigolini, Robert Frank, Joel Meyerowitz, William Eggleston y Lee Friedlander, entre otros,  delatan esta atracción. “Conducir es una forma espec­tacular de amnesia. Todo está por descubrir, todo por olvidar”, escribía Jean Baudrillard.

Sin título, Bamako, Mali, 1952-1955. Seydou Keïta / The Seydou Keïta Photography Estate Advisor Corporation.

POR Gloria Crespo