Martes 25 de Abril de 2017

EN BHOPAL, ciudad en el centro de India famosa por la fuga química que envenenó a medio millón de personas en 1984, algunas bodas se celebran en grupo. Los brazos de la fotografía pertenecen a unas novias de la comunidad jaina que en abril se unieron en matrimonios concertados. La gran ceremonia se celebró bajo la iniciativa Mukhyamantri Kanyadan Yojna, una ayuda pública de 15.000 rupias (220 euros) para que familias en la miseria paguen las dotes de hijas, viudas y divorciadas. La condición es que la novia haya cumplido 18 años. El objetivo es contribuir a que las niñas dejen de ser vistas como una carga. Pero algunas voces critican la iniciativa porque consolida los casamientos como destino inevitable.