viernes 13 de octubre de 2017

DESPUÉS DE dos guerras mundiales y conflictos nacionales destructivos e inanes como la guerra civil española, el planeta se embarcó tan exhausto como desencantado en la década de los cincuenta. Frente al racionalismo biempensante, ciertas voces disruptivas comenzaron a clamar por un viraje a ideas y experiencias más salvajes, alucinatorias y desposeídas de metas. A partir de esa hipótesis se ha modelado la muestra Delirante: arte en los límites de la razón, 1950-1980, con más de 100 obras multimedia de 62 artistas, que puede visitarse en el Met Breuer de Nueva York hasta el 14 de enero de 2018. La angustia ante lo desconocido, la rabia por lo que se sabe, el furor que irrumpe con lo nuevo y la abrasiva ausencia de lo caduco. Los sentimientos extremos se hermanan en trabajos tan dispares como las esculturas conceptuales de Sol ­LeWitt, las piezas a base de repeticiones infinitas de Yayoi Kusama, las imágenes surrealistas de Anna Maria Maiolino o los objetos de materiales inesperados de Eva Hesse.

2142 CON Agenda02
2142 CON Agenda01

Otra apuesta segura de la semana:

John Carpenter, la banda sonora del terror: Cine fantástico y música electrónica, juntos en un disco de John Carpenter.

POR Silvia Hernando

Redactora especializada en cultura. Ha trabajado en Cinco Días, El País y el diario digital Infolibre. Antes fue gestora cultural en una galería de arte contemporáneo y en la Embajada de España en Argelia, también pasó por un gabinete de comunicación. Estudió Historia del Arte y Traducción e Interpretación y después cursó el máster de periodismo de El País.