La videoartista Mika Rottenberg, presente en Münster, aúna cine y escultura para recrear la realidad capitalista e hiperconectada. / Mika Rottenberg (cortesía de galería Andrea Rosen)

Los Proyectos Escultóricos de Münster invitan a la reflexión.

Jueves 15 de Junio de 2017

EN 1975, la habitual tranquilidad que se respira en la localidad alemana de Münster se vio quebrantada por una escultura de George Rickey, que enfrentó a los vecinos en su aproximación al valor y usos del espacio público. Dos años después, vista la polémica, se organizaron los Proyectos Escultóricos de Münster, un festival decenal en el que artistas internacionales son llamados a producir esculturas (entendidas en un amplio sentido) para el evento y, en ocasiones, para la propia ciudad. Los cien días de esta quinta cita (hasta el 1 de octubre) desplegarán, como de costumbre en estos 40 años, un potente mensaje político y social.

Otra apuesta de la semana:

El consuelo en las palabras.  Gomá firma un monólogo sobre la muerte de su padre

POR Silvia Hernando

Redactora especializada en cultura. Ha trabajado en Cinco Días, El País y el diario digital Infolibre. Antes fue gestora cultural en una galería de arte contemporáneo y en la Embajada de España en Argelia, también pasó por un gabinete de comunicación. Estudió Historia del Arte y Traducción e Interpretación y después cursó el máster de periodismo de El País.