El arte también luchó por agrandar la identidad de EE UU.

Viernes 28 de Julio de 2017

EN JULIO DE 1963, apenas un mes antes de que Martin Luther King pronunciara aquellas inmortales palabras (“Tengo un sueño…”), cuatro artistas negros formaron el colectivo Spiral. Era el apogeo del Movimiento por los Derechos Civiles y el comienzo del Black Power en EE UU, y Romare Bearden, Charles Alston, Norman Lewis y Hale Woodruff decidieron luchar contra la desigualdad como mejor sabían: con sus pinceles. Desde entonces y hasta 1983, decenas de creadores produjeron poderosos objetos, imágenes o prendas reivindicativas que la Tate Modern de Londres recopila hasta el 22 de octubre en la exposición Soul of a Nation.

08-21-71-B-AK.tif
'We shall survive. Without a doubt', obra de 1971 de Emory Douglas, miembro de los Panteras Negras.

Otra apuesta segura:

El príncipe de las canciones: Las bandas sonoras de Disney recuperan los tesoros musicales de los estudios.

POR Silvia Hernando

Redactora especializada en cultura. Ha trabajado en Cinco Días, El País y el diario digital Infolibre. Antes fue gestora cultural en una galería de arte contemporáneo y en la Embajada de España en Argelia, también pasó por un gabinete de comunicación. Estudió Historia del Arte y Traducción e Interpretación y después cursó el máster de periodismo de El País.