sábado 30 de julio de 2016

L A CIUDAD mediterránea tiene más camas hoteleras que habitantes (77.000 frente a 70.000). El año pasado recibió 2,5 millones de turistas. El veranito de ocho meses y la playa de Levante, de 2.084 metros, son sus grandes atractivos. A partir de las ocho de la mañana, el público puede acceder a la arena y plantar su propia sombrilla, toalla o tumbona.

Aquí se encuentra Intempo, el rascacielos residencial más alto de Europa, con 192 metros. Se empezó a construir cuando estalló la burbuja inmobiliaria. Está por acabar y habitar y se subasta por más de 58 millones de euros.

<span style="color:#FFFFFF">.

POR Javier Martín

Licenciado por la Universidad de Navarra, trabaja en EL PAÍS desde noviembre de 1981, cuando ingresó en el área de Deportes. Formó parte del equipo fundacional del suplemento tecnológico Ciberp@ís y desde 2014 es el corresponsal del periódico en Lisboa.