2125 CON Duo michoacan01

Los artesanos mexicanos Antonio Cornelio y Bertha Villagómez, en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, donde se expusieron las obras del Loewe Craft Prize 2017. / Felipe Hernández

miércoles 21 de junio de 2017

ANTONIO Y BERTHA han celebrado su luna de miel en Madrid, 20 años después de la boda. La capital española poco se parece a Tzintzuntzan, su pueblecito de Michoacán asentado en la orilla del lago Pátzcuaro, donde las casitas son de adobe y en cuyos tejados aún sobrevuelan los colibríes que dan nombre a la localidad mexicana. Allí, muchos hombres y mujeres de la etnia purépecha se dedican a la artesanía. Y el trigo es el mejor material para crear sus obras de arte conocidas como Artesanías Panikua, decoraciones realizadas en paja. La última creación de Antonio Cornelio y Bertha Villagómez es un sol de metro y medio de ancho que representa a una deidad purépecha realizado con cientos de espigas de trigo que ha recibido la mención especial del Loewe Craft Prize, un premio internacional de artesanía convocado por la firma de moda que se falló el pasado abril. Al concurso se presentaron 3.900 artistas. Solo quedaron 26 finalistas. El matrimonio fue uno de ellos. Bertha y Antonio viajaban “por primera vez en avión” para la celebración del evento.

sombrero_silueteado
Felipe Hernández

“Ha sido el viaje de novios que nunca tuvimos”, comenta ella, de 43 años. “Mis hijas también han participado, pero solo podíamos venir dos”, añade Antonio, de la misma edad que su esposa. Con los 5.000 euros que han ganado van a comprar una camioneta “para vender las piezas en los mercados”. Quedan pocas horas para regresar a México y aún tienen media ciudad por descubrir. Su sol Tata Curiata, en cambio, ha emprendido este año un largo viaje a Nueva York y luego a Tokio dentro de la exposición Loewe Craft Prize 2017.

POR María Hervás

Licenciada en Periodismo y master de Diplomacia y Relaciones Internacionales por la Escuela Diplomática. También fue alumna en la escuela de El País. En 2012 se incorporó a la sección de Madrid de este periódico. Durante dos años editó el suplemento ‘The New York Times International Weekly’ publicado en el diario. Ahora en El País Semanal.