Palabra de pau

Pau Gasol

3 min.

Esfuerzo en familia

El ascenso de la obesidad infantil es alarmante y la actitud de las familias puede ser básica para revertirla. El primer paso, hacer deporte juntos.

Domingo 19 de Marzo de 2017

COLUMNISTAS-REDONDOS_PAUGASOL

NUESTRO país tiene un grave problema de obesidad infantil que se confirma estudio tras estudio. Por ejemplo, según los datos de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), el 64% de los niños entre 6 y 9 años dedica más de dos horas al día a actividades sedentarias como ver la televisión, permanecer sentado frente al ordenador o jugar sin parar con los dispositivos móviles.

Siempre digo que la información es poder. Éstos son datos preocupantes, pero no imposibles de revertir siempre y cuando tomemos conciencia como sociedad y como país que está en nuestra mano cambiar esa realidad. Lo que considero decisivo es lo que hacemos con el resto del día. Si tenemos una vida con dosis diarias de actividad física, no deberemos preocuparnos por el hecho de sentarnos a ver una película con los pequeños de casa.

Esta época del año, cuando los días son más largos y predomina el buen tiempo, es ideal para empezar a adoptar buenos hábitos: descubrir un nuevo parque, acudir a instalaciones deportivas, hacer una excursión a la montaña, al río o a la playa. Todo juega a nuestro favor: vivimos en un país  privilegiado del mundo en el que la climatología y el entorno natural son excepcionales e invitan continuamente al descubrimiento. Mi sugerencia es que, ahora que las vacaciones de Semana Santa están a la vuelta de la esquina, aprovechéis la oportunidad para poneros a ello.

Los estilos de vida se adquieren en el seno familiar y de éste dependerá en gran medida la actitud de un futuro adulto hacia la actividad deportiva

Hay un hecho que quizá suene excesivamente trivial, pero no por ello deja de ser cierto: uno hace lo que ve en casa. Los estilos de vida se adquieren en el seno familiar y de éste dependerá en gran medida la actitud de un futuro adulto hacia la actividad deportiva. Salir en familia, con los niños, no sólo tiene como beneficio el buen rato que podemos pasar. También mejora la autoestima y potencia el desarrollo de habilidades sociales a través de la comunicación con adultos e iguales. Contribuye a reforzar la cohesión familiar sin perturbaciones exteriores. Durante una actividad compartida al aire libre no hay quehaceres domésticos que atender. Todo el tiempo está dedicado a la actividad en sí.

Desde los siete años, mis padres me apuntaron a baloncesto para que por las tardes pudiera jugar a este deporte del cual ya me estaba enamorando. Además, pasábamos los veranos de campin realizando actividades deportivas. Precisamente, algunos de los recuerdos de la infancia que tengo grabados con más cariño son aquellos en los que disfrutaba con mis padres y hermanos haciendo actividades al aire libre. Con el tiempo me he dado cuenta de que aquellos momentos de ocio también me sirvieron para aprender multitud de valores y que mis padres los aprovechaban para construir fuertes lazos familiares.

Este tipo de actividades son las que más nos gusta llevar a cabo desde la Gasol Foundation. Ya hemos realizado varias ediciones de dos programas dirigidos a familias (en Badalona y Los Ángeles) y sabemos que las actividades de padres e hijos son las que mejor funcionan. De hecho, cualquier oportunidad, como el Día Mundial de la Actividad Física, este próximo 6 de abril, es buena para reunir a multitud de familias y pasar una jornada de juegos y diversión. Solemos decir que “moverse en familia son beneficios 360 grados”, no queda parcela física, emocional, social que no esté impactada positivamente por la actividad en grupo.

La salud de los niños y su futuro es responsabilidad de los padres en primer lugar. Y la parte que corresponde a las Administraciones es facilitar la conciliación, asegurar la accesibilidad de espacios naturales y fomentar la construcción de otros pensados para el deporte y las familias.

Tenemos un gran reto por delante: adecuar nuestras vidas a la revolución digital, saber desconectar y dedicar tiempo y presencia a los demás. Los datos de obesidad infantil nos urgen a retomar el control sobre nuestras vidas. ¡Familias, a moverse!

POR Pau Gasol

Jugador de baloncesto profesional, fue el primer español en conseguir el campeonato de la NBA, dos veces con Los Ángeles Lakers. Con la selección española ha sido campeón del mundo, dos veces subcampeón olímpico y tres veces campeón de Europa.