LA IMAGEN

Juan José Millás

1 min.

Un experto en cerdos

Domingo 14 de Mayo de 2017

COLUMNISTAS-REDONDOS_JUANJOSEMILLAS

LA ÚLTIMA TEMPORADA de Fargo comienza con un interrogatorio en la antigua Alemania Oriental. El policía pregunta al detenido si se llama Fulano de Tal. El detenido responde que no. El policía revisa unos papeles y dice que es lo que pone allí y lo que pone allí es la opinión del Estado.

–¿Acaso el Estado puede equivocarse? –añade.

El detenido enmudece, porque acusar al Estado de equivocarse puede acarrear más conflictos que la usurpación de personalidad. El Estado, en los regímenes totalitarios, lleva siempre la razón. Ahí tienen a Kim Jong-un llevando la razón en materia de cerdos. El Amado Líder, o como se conozca a este individuo de la saga familiar de amados y queridos, no sabe nada acerca de estos animales, pero le han invitado a visitar una granja y ahí lo tienen: se ha separado del séquito, se ha acercado a los gorrinos y ha empezado a opinar sobre su peso, su tamaño su coloración, su textura…, no tenemos ni idea. Lo cierto es que su actitud es la de un entendido en el trance de proporcionar una lección magistral sobre la materia. De hecho, sus subordinados han cogido un cuaderno y un lápiz para tomar nota. A lo mejor, Kim Jong-un acaba de decir que esos ciervos están un poco pasados de kilos. Si él dice que son ciervos, son ciervos. O quizá se está limitando a contarlos: uno, dos, tres, cuatro, para presumir de sus conocimientos de aritmética. Sea lo que sea, la escena acojona porque uno, en cuanto hombre, incluso en cuanto cerdo (todos mamíferos al fin y al cabo), también la sufre en alguna medida. Aquí, el único que disfruta es el gordo.

KCNA photo shows a visit by North Korean Leader Kim Jong Un to the Thaechon Pig Farm of the Air and Anti-Air Force of the Korean People's Army
Reuters

POR Juan José Millás

Escritor y periodista español nacido en Valencia en 1946. Ha escrito 35 libros -novelas, ensayos, relatos y monólogos- y su obra narrativa se ha traducido en 23 idiomas. Ha sido galardonado hasta en 10 ocasiones, con premios como el de Periodismo Mariano de Cavia en 1999 o el Premio Planeta 2007.